La guía mas completa de internet

Como criar Inseparables

Los inseparables son unas aves magnificas que despiertan la curiosidad y el anhelo de quien les vea; muchas veces las personas los adquieren por eso, para observarlos mientras les hacen compañía.

Otro motivo es adiestrarlo, pero también es verdad que muchas veces este pajarito es comprado para reproducirlo y criarlo en cautiverio.

Dependiendo de cada especie de inseparable, el trato y la crianza variará, debido a que no todos tienen el mismo comportamiento y los mismos cuidados, aunque si comparten algunas rutinas con las cuales cuidaremos y criaremos.

Por qué se considera que criar inseparables es una bonita experiencia

Sí de verdad queremos un Agapornis en nuestra vida debemos hacer el trabajo de la manera correcta. Algunos solo desean tenerlos en una jaula y tras un tiempo no les dan el cariño ni atienden sus necesidades.

Un mal trato acaba con la vida de los inseparables, por eso hay que estar comprometidos con la causa y los cuidados diarios, que son vitales para su desarrollo.

Conocer la responsabilidad que trae esto no es un motivo de susto; pues si mantienes un estilo de vida sano y dedicado a los requerimientos, tu crianza será un éxito.

Además de sentirte feliz por el crecimiento de la avecilla tendrás una  inspiradora experiencia que te ayudará a cambiar tu pensamiento de la naturaleza. Ya que podrás ver con tus propios ojos el milagro de la vida, su ciclo y su evolución en la versión de las aves exóticas.

Qué debemos hacer antes de criar Inseparables

Es normal que queramos reproducir y criar agapornis en cautiverio si tenemos una pareja de inseparables, pero ojo. Hay que preparar muchas cosas si haremos esto.

Lo más recomendable es que se planee todo antes de que nazcan los polluelos, uno de estos planes es pensar primeramente qué se va a hacer con ellos cuando salgan del cascarón.

« ¿Vas a criar todos?», « ¿Regalarás alguno?» « ¿Venderás unos y criarás los demás?».

También debemos tomar en cuenta que la limpieza en esta misión es importante; cuando ponen los huevos se convierten en seres muy sucios, y cuando estos eclosionan la mayor parte del día estarán sucios.

No es recomendable acercarte mucho a ellos en esta etapa, ya que los padres estarán en modo territorial por sus polluelos, pero debemos tratar de limpiar la jaula una vez por semana.

Aparte debemos saber cómo funciona el proceso reproductivo y la crianza de Agapornis. No es una tarea sencilla, por eso si se es novato primero se debe nutrir con toda la información disponible.

Al saber más del tema, estaremos preparados para criar o resolver alguna complicación que se presente en el camino; como una enfermedad, si el huevo no quiere romperse o cualquier otra complicación que interrumpa el proceso.

Qué necesitamos para criar inseparables en cautiverio

Primeramente necesitamos una pareja de agapornis, macho y hembra.

Se recomienda que si se quiere criar en cautiverio por primera vez la pareja de agapornis sea de la misma especie, es decir:

 Roseicollis con roseicollis o fischeri con fischeri, ya que si juntamos por ejemplo nigrigenis con fischeri, existe la posibilidad que buscando la mutación ocurran problemas o que los polluelos salgan estériles.

Deben de tener el mínimo de un año de edad. Es cierto que la hembra a los 9 meses es fértil, pero es mejor que tengan el año para que el porcentaje de éxito en la cría  se más alto.

Además de que con un año ya son maduros sexualmente hablando y su instinto de reproducción será mayor a cuando tenían 9 meses de nacidos.

También necesitamos un nido de un tamaño aceptable que sea cómodo para la puesta de huevos y la cría de los polluelos.

Hay que darles distintos materiales para que acomoden y decoren el interior del nido, estos pueden ser ramas, hojas de palmera u otros tipos de hojas.

Aparte, antes que nazcan los polluelos debemos ubicar el nido o la jaula en un sitio alejado de corrientes de aire.

Crianza de los inseparables según su especie

La crianza de cualquier periquito es una labor complicada, y claramente cada uno tiene un comportamiento distinto a otros. Eso pasa con las especies de Agapornis, que una requiere más o menos cuidado que las demás.

El agapornis Roseicollis es el más común, es la que reproducen con más frecuencia y es criada en cautiverio por lo fáciles que son en ese sentido.

Además que tienen una infinidad de colores debido a sus variadas mutaciones que posee la especie, su comportamiento en cautividad es ideal si eres nuevo en el mundo de las aves e inseparables.

Su capacidad de adaptación es excepcional. Su canto y compañía lo hace un loro excelente si eres primerizo reproduciendo y criando aves en cautiverio.

El inseparable Fischeri le sigue en la lista de los más deseados, por su gran capacidad de reproducción y crianza en cautiverio.

Se comporta curioso y extrovertido, algo raro en agapornis; ya que la mayoría de especies suelen ser tímidas al principio en su etapa de adaptación

Los Fischeri  se adaptan al instante y forman unos bonitos lazos con el dueño con el pasar de los días.

Tienen distintas mutaciones que le caracterizan, y que la vuelven un inseparable muy colorido, que sin duda alguna resulta una buena opción para la reproducción y la crianza en cautiverio.

El agapornis Nigrigenis es uno de los agapornis menos comunes, pero esto no le quita la belleza de sus colores, su plumaje le da un aire algo tropical.

 Su comportamiento en cautiverio es algo feliz y extrovertido la mayoría de veces, aunque también es cierto que al principio puede ser algo tímido.

Este periquito agaporni pertenece al grupo de aves que posee el anillo ocular blanco, así como distintas y variadas mutaciones.

 Aunque es recomendable que si eres primerizo, no intentes reproducir a esta ave ya que es algo más difícil comparado al Roseicollis o el Fischeri.

El agapornis Personatus similar al Nigrigenis, algunas veces es confundido debido a sus colores en el plumaje y porque los dos poseen el anillo ocular blanco.

Al inicio son tímidos pero una vez adaptados generan un gran lazo con sus amos.

Pero, tampoco se recomienda reproducirlos en cautiverio siendo novato.

El agapornis Pullarius, no es apreciado en adaptación; son más tímidos y propensos a estresarse. No se aconseja reproducirlo siendo inexperto en el tema.

El agapornis Taranta, parecido en plumaje y comportamiento al Pullarius. Caen fáciles en factores de estrés.

Por eso no duran mucho en cautiverio, ni siquiera siendo polluelos, muriendo muy jóvenes. Expertos señalan que para reproducirlos es mejor tener bastante conocimiento al respecto.

El agapornis Canus es uno de los inseparables que se consideran más hermosos debido a la simpleza pero belleza de su plumaje. Además que su canto es uno de los más deleitables  de las especies.

Su comportamiento animado, curioso y extrovertido. Una vez adaptado se puede fácilmente reproducir en cautividad.

El agapornis Lilianae es un perico muy lindo, que algunas veces se confunde con un Fischeri común.

En cautividad se muestra alegra y gregaria una vez acostumbrada a su entorno, aunque se debe tener paciencia porque al inicio le cuesta un poco y podrá tener episodios de estrés.

Aunque con un buen cuidado se adaptará y podrá formar excelentes lazos con sus dueños.

Si se tiene un buen conocimiento acerca de la reproducción y crianza de los inseparables, es posible criar y reproducir un inseparable lilianae en cautiverio.

El agapornis Swindernianus es del que menos se conoce, pues la especie no es vista en cautiverio y no se adapta en lo absoluto a la falta de libertad. Es imposible criarla en el hogar.

Deja un comentario
es Spanish
X